Blogia
Textura

Políticas de Distribución II: Necesidades Femeninas

Políticas de Distribución II: Necesidades Femeninas

Quién inventó el famoso tamaño de viaje?

El tamaño de viaje era estupendo, y sigue siéndolo, y puede ser que cada vez más.

Yo creo que antes el mundo en general vivía en épocas de menos bonanza económica que estos años que hoy en día disfrutamos. Antes la gente cogía el hatillo y se iba, hoy en día a la mayoría de las mujeres nos hacen falta de dos a tres bolsas de aseo como mínimo para salir de casa un fin de semana. La del maquillaje, la de los geles, champús, mascarillas, exfoliantes y demás, la de las cremas,... sin comentarios.

La mayoría de los tamaños de viaje son de envases gigantes, es decir: del gel de litro sale el tamaño de viaje, del champú de 75, del desodorante, de la laca, productos que en realidad ocupan mucho espacio y que es necesario minimizar.

Yo diría que hoy en día necesitamos minimizar MÁS todavía. Me cabe, incluso, la posibilidad de duplicar (aunque eso viene después).

Continuando con el tema de la cosmética, los tamaños de muestra son los ideales para viaje. Hay algunas marcas que fabrican sets de viaje con tamaño muestra (el 3 pasos de Clinique lo hacen en set de viaje, realmente el original es grandecillo)... mi posibilidad es:

Fabricar no solo en tamaño, sino en el mismo envasado algo destinado al bolso. No consiste en viajar, sino en llevar puesto, es decir: algún compendio de sombras, labial, crema de manos, corrector, colorete, perfilador y casi ya en un mismo envase para llevar en el bolso. Delgado, compacto, discreto, con espejo si puede ser, y en diversas combinaciones de colores, como los típicos marrones, melocotones, rosados,... vamos, todos usuales para día y tonos para noche. Se me ocurre que muchas lo comprarían por practicidad (día a día lejos de casa; eventos donde se deba ir bien maquillada todo el día, salidas nocturnas,...) vamos, que en muchas de esas ocasiones el bolsito de mano no da para mater más que una barra de labios pequeña, la única llave que podemos meter es la de casa, el móvil si no es muy grande y un par de cleenex, casi. Suerte cuando nos toca la parte mensual en que no hemos de añadir extras al bolsito. Quizá el compacto de cosméticos podría ser regalado? Desde luego si fuese bien vendido.

Una segunda opción de tamaños para los envases es el tamaño "segunda residencia". No es un viaje, ni unas vacaciones, es usualmente pasar los fines de semana (por ejemplo) en una casa distinta a la habitual (la de los padres, la de la playa, la de verano, la de la sierra, ...) vamos, que en principio puede parecer elitista si hablamos del cottage, pero si eres una estudiante que va los fines de semana casa de sus padres ya nos ponemos en otro ambiente, pero el mismo fin. El problema? Que no vamos a tener la segunda casa llena de frascos y botes grandes interminables que acaban por estropearse ni andar con las 6 bolsas de aseo de viernes a sábado. Se me ocurre un tamaño "medium-mini" de segunda residencia para duplicar todos aquellos productos favoritos en poco espacio, es decir, no es un tamaño muestra, pero tampoco es un tamaño normal. Se me ocurre una vía de comercialización en oferta de: elige 5 por XX Euros.Un producto con una duración de mes y medio más o menos. Pienso en productos tanto femeninos como masculinos, ideales para atreverse a introducirse en el mercado de cosmética para hombres.

Aplicaciones:

- "Voy a probar este producto a un menor precio, porque el grande no merece la pena si no me gusta".

- "Te regalo este o estos (2, 3?) producto para que lo pruebes a ver si te gustan, a mi me fueron genial".

- "Te regalo este/estos productos para ver si te animas a echarte cremas masculinas, sé que no te gastarás mucho dinero en algo que piensas que no te resulta necesario. ¿Y si te gusta?"

- "Te regalo estos productos en frasquito pequeño para que no tengas la sensación de invadir mi espacio y así quizá te animes a quedarte más tiempo en casa" (en casa de él/ en casa de ella)(Oooh!) --> este es el del toque romántico, y sirve tanto para chico como para chica Wink

En definitiva, que me gustan los frasquitos pequeños, que son útiles para llevarlos en el bolso, que no son tan molestos si dejamos un tubito de desmaquillador en casa ajena como si dejamos el bote de casi un palmo, no? Que quizá ella/él se anime a probarlo si nunca se había animado, y sobre todo si somos los dueños de la empresa, estamos consiguiendo los siguientes objetivos:

- clientela fiel que se fideliza más al poder duplicar envases, lo que significa que no será solo más fiel por tener doble de nuestros productos sino que lo será porque cubrimos más necesidades, le damos un envase más bonito (no sé por qué, pero en el fondo nos hacen más gracia los frascos pequeños), y conseguimos duplicar ingresos porque ahora nos compran por duplicado (cosa que si fuera el envase grande quizá no lo compraría o quizá se llevase el mismo).

- conseguimos poder incrementar la cuota de mercado mediante tamaños practicamente como el de muestra, recibiendo ingresos por ello y posibles futuros nuevos compradores: aquellos referenciados por sus amistades con el regalo, aquellos que se animaron a probarlo por ser más pequeño, aquellos que fueron obsequiados con un quizá te animes de una vez...

- en definitiva:

  • más fidelidad
  • más ingresos
  • posible incremento de cuota, tanto de usuarios trasladados como de clientes nuevos (potencialmente más fieles)
  • más referencias
  • más clientes fieles que regalan, recomiendan y aumentan su fidelidad...

En el fondo es una espiral de ingresos.

En realidad son todo delirios mentales, pero a mi la idea me gusta Smile

"No puedo parar de crear, no puedo parar de crear"

Imagen de ljcybergal en CC

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres