Blogia
Textura

¿España Competitiva? (No sé si reírme o llorar)

¿España Competitiva? (No sé si reírme o llorar) La conversación en El Blog Salmón ha tomado tanta dimensión que era imposible colgar mi comentario sin extenderme, por lo tanto, ya que aquí estoy “en casa”, puedo hablar largo y tendido del tema.

Con respecto a las Jornadas Informativas sobre Comercio Exterior se ha vuelto a tocar por la blogsfera el tema China. No sé si será porque me tomo algunas cosas de manera personal, pero este tema me afecta particularmente, ya sea por el textil, por la cuchillería (que soy de Albacete, qué vamos a hacer), por el mueble, o por todo aquello que fabrican en China y compramos aquí.

Hace poco asistí a unas Jornadas de Diseño Nacionales que se celebraron aquí y que a decir verdad, me parecieron absolutamente decepcionantes, por montones de motivos que quizá ahora escriba en otro post. En estas Jornadas se volvió a plantear el tema de China, y uno de los ponentes comentó a nivel personal que los productos en España podrían llevar la etiqueta de “Esto es lo que le ha costado al empresario fabricar” y luego, más abajo, o donde sea, poner “Esto es a lo que yo te lo vendo”. El ponente dijo que también nos parecía ilógico poner la fecha de envasado, y se consiguió, cosa que favorece al consumidor, porque le da información extra.

De entrada, el comentario me pareció absurdo, siendo sincera, pensé que ya que el productor no me dice cuánto le cuesta fabricarlo, porqué me iba a decir a cuánto lo compra? Ya decidirá el precio el mercado, no?

Por otra parte, el mercado ya tenía un precio decidido cuando ese empresario fabricaba, y ahora que compra, el que se lleva el margen es él. ¿Están abusando de mi como consumidor? ¿No tengo derecho a beneficiarme de esa competitividad? ¿Moralmente el empresario debería bajar el precio o lo que consiga para él?...

Una cosa cierta que no podemos obviar es que mucha gente que trabajaba en fábricas ya no lo hace porque la empresa para la que trabajaba ya no fabrica, sino que compra. Progresivamente ha ido ocurriendo en el textil, el calzado, decoración, mueble, menaje,…

El “Made in China” inunda nuestras vidas, y en realidad, pocos de nosotros nos negamos al producto porque ponga el cartelito del otro país, sino que directamente miramos el del “1,00 €” y nos lo llevamos. ¿Para qué lo vamos a negar?

Por otro lado, y viendo un poco la coyuntura española del último año, de manera personal veo algunas cosillas que “crujen”:

• Boom inmobiliario que ha hecho que mucha gente se vea con un piso nuevo bajo el brazo sin haberlo planeado demasiado.
• Aumento relativamente alto del precio de los alimentos básicos como frutas o verduras.
• Efecto euro que (digan lo que digan) existe y perdura.
• Mayor demanda de muebles baratos para compensar el “en realidad no pensábamos comprar el piso, pero ya que lo tenemos ¿cómo no lo amueblamos?”
• Falta de demanda de textil, en general. Cada año empiezan antes las rebajas y en todas las tiendas se oye el mismo comentario: “No se vende nada”. En mi opinión, el consumo se ha trasladado a otros productos y se demanda menos en ropa.
• Mayor brecha económica entre clientes, cosa que supongo que se agravará con el panorama actual.
• Sistema educativo que favorece enseñanzas medias, parecía que sobraban universitarios y faltaban profesionales medios. Tengamos ahora menos ente altamente formada.
• A su vez, la nueva LOGSE no fomenta la creatividad, suprimiendo las enseñanzas artísticas como dibujo o música.
• Estudios como Diseño de Moda sólo se pueden cursar en Universidades Privadas, porque estas enseñanzas no las ofrece la Pública. ¿Cómo esperan que surja el diseño? ¿de la nada?
• España sigue a la cola en la implantación de tecnología en las empresas: no todo el mundo invierte en maquinaria específica, y ya de los sistemas de información ni hablamos. Para muchas de las Pymes (recordando que forman sobre el 99% del tejido empresarial) todavía sigue siendo “eso de interné”.
• La inversión en I+D+i española sigue siendo una de las menores europeas.
• El acceso a internet sigue siendo uno de los más caros de la UE.
• Risas extranjeras cuando la mayoría de los españoles hablamos inglés.
• Etc…

Vamos, que con todo esto:
- la competitividad española en costes es imposible con lo fuerte que está pegando China,
- los productos agrarios los terminaremos cediendo al Este de Europa,
- la creatividad, el diseño o la innovación ni se fomentan ni se cree en ellas lo suficiente de manera empresarial como para invertir,
- la inversión en ladrillo y el nivel de endeudamiento no favorece precisamente el consumo en productos de mayor valor añadido.
- Si no somos competitivos en costes y no nos destacamos por el diseño, la innovación o la calidad y estamos tan endeudados que a ojos cerrados cambiamos productos españoles por “Made in…”

¿Qué? ¿Somos competitivos?


Como dijo aquel: “No sé si reírme o llorar!""
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sheila -

Yo diría que en manos de los que nos dirigen por dos bandas.
Ya no solo son "culpa" de las administraciones públicas, estado las carencias que tenemos, porque:
-la falta de inversión en I+D+i: Estado
-no hay suficiente cobertura y calidad de banda ancha: empresas proveedoras
-mayores inversión en TIC's: empresas privadas
-mayor voluntad emprendedora: jóvenes, universitarios, posibles emprendedores...
-planes educativos no adaptados al mundo actual: Facultades, Escuelas, Universidades,...
-innovación: empresarios, conformismo y visión exclusiva de la actualidad (falta de visión estratégica), pocas ganas...
-diseño: sociedad, precio,...

Yo resumiría casi todo en "Falta de Ganas" y "Exceso de Conformismo".

Javi guardiola -

Es más para llorar que para reír. Ahora estamos en las manos de los que nos dirigen, que deberán llevar al país hacia sitios que todavía haya oportunidades: i+d+i, servicios,...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres